Xbox 360 víctima del sensacionalismo británico

En una era donde la información (sea del tipo que sea) ha pasado a convertirse en un bien de los más preciados, los medios periodísticos se muestran capaces de hacer cualquier cosa con tal de ganarse la atención del público. Por supuesto que quienes encabezan el listado, como no podía ser de otro modo, no son otros que los medios sensacionalistas. Pues bien, precisamente los británicos cada vez con más asiduidad están arremetiendo contra el mundillo de los videojuegos. En esta oportunidad, la apuntada resultó ser Xbox 360 y su sistema Xbox Live.

De acuerdo a lo que coloca en su tapa el diario The Sun, tanto la sobremesa de Microsoft como su sistema recientemente mencionado sufrieron un ciberfraude, el cual se debería a taques hackers. A su vez, el periódico citado dice contar con una exclusiva para hacer alusión al siempre llamativo y comercial tema del hackeo. En esta ocasión las afectadas serían cuentas de Xbox Live debido al robo de millones de libras. En el artículo no se da cuenta del número específico, aunque indica que en promedio un gamer británico ha perdido con esta acción unas cien libras. En tanto, en otra sección de la nota se especifica que el inconveniente deriva de pishing, lo que vendría a ser la suplantación de identidad que permite hacerse con datos de carácter privado, ya sean estos bancarios o personales.

Claro, lo que han pasado por alto los periodistas de The Sun es un detalle que a esta altura cobra una dimensión enorme. A saber, el pishing bajo ningún punto de vista se puede considerar como un embate hacker. Mientras que a ello hay que sumarle que las compañías del ocio digital, entre las que figura Microsoft, por supuesto, se encuentran constantemente informadas acerca de los intentos de pisghing en sus sistemas online. De hecho, de manera habitual advierten a los usuarios para que ellos eviten brindar datos personales, privados por cualquiera de los canales que no sea el oficial.

Más allá del inconveniente, y de la jugada netamente comercial de The Sun, lo bueno del caso es que el resto de los medios británicos se hizo eco de la falsa información y ha salido rápidamente a descalificarla, como corresponde.


    el 23.11.11

 

Especiales