Shift 2: Unleashed, alta velocidad con gran dosis de realismo

Tal vez para quienes no estén familiarizados con la saga a la que pertenece, este título no les indique nada. Pero lo cierto es que igualmente pertenece a esta serie que ya ha marcado un antes y un después en el mundillo que a diario nos convoca. Shift 2: Unleashed no es otra cosa que un flamante capítulo de Need For Speed, el cual en esta oportunidad pone el acento en el aspecto de la simulación, aunque sigue perteneciendo al género de la conducción. Esta prometedora secuela ha contado con el desarrollo de la gente de Slightly Mad Studios y se podrá disfrutar a través de las plataformas Xbox 360 y PlayStation 3 a partir del 25 de marzo próximo.

Apenas le echemos mano, ya nos daremos cuenta que estamos ante un juego en el que el nivel de exigencia es elevado. De hecho, en los primeros movimientos sobre el volante notaremos la gran sensibilidad de respuesta que nos darán los coches. A más de uno le costará más de la cuenta doblar a alta velocidad en las primeras curvas sin levantar algo de tierra, si es que directamente no despista y acaba derrapando. Igualmente, con el paso del tiempo y la práctica le iremos tomando la mano al control. En tanto, ciertas sensaciones le brindarán un salto de calidad a Shift 2: Unleashed, como ser la de la velocidad, la cual nos obligará a estar muy atentos y a tener una reacción a prueba de reflejos. De no ser así, andaremos más por la tierra que por el asfalto.

En tanto, otro punto para destacar es su alto nivel de realismo, el cual se nota claramente sobre todo al no recibir ayuda ni indicaciones al momento de competir en la noche. Por su parte, también se ha evolucionado en las físicas, puesto que en esta ocasión los choques y los accidentes están representados de manera más categórica. A ello hay que agregarle un muy buen trabajo hecho en torno a los efectos de partículas, las cuales nos pueden generar muchos dolores de cabeza al momento de correr con escasa visión del circuito y los rivales. Además, el sonido acompaña perfectamente todas estas acciones y refleja casi a la perfección el ruido que provocan los tremendos motores de los vehículos. En síntesis, un título de conducción en el que la velocidad y el realismo cumplen un papel tan determinante como esencial.


%title

    el 09.02.11

 

Especiales