John Romero ahora trabaja en aplicaciones para Facebook


La versatilidad es una de los elementos más comunes actualmente en la industria de los videojuegos. Cada vez nos enteramos de un estudio o un desarrollador, famoso por haber trabajado en un estilo de juego, que se dedique a hacer algo completamente diferente. Uno de los casos más rutilantes sería el de Warren Spector, legendario desarrollador de juegos de corte “hardcore”, como Deus Ex, quien se encuentra desarrollando algo completamente diferente a lo que su curriculum profesional indicaría, un juego de Mickey Mouse para Wii. Esta semana se dio a conocer una nueva información de un desarrollador de larga data en la industria quien cambia por completo su modalidad de trabajo, nos referimos nada más ni nada menos que a John Romero. En efecto, el otrora desarrollador que colaborara en la creación de juegos fundacionales como Wolfenstein, Doom o Quake abandona el terreno de los FPS para inmiscuirse en un lugar completamente diferente, el desarrollo de una nueva aplicación para Facebook, llamada Revenwood Fair. Se trata de una aplicación similar a otra ya existente, llamda FrontierVille, para el que Romero ocupara el rol de asesor.
Aunque la inclusión de este destacado desarrollador a un proyecto de esta índole suena, cuando menos, rara, su trayectoria en la industria no haría pensar para nada que se tratase de algo descabellado. Como mencionaba anteriormente, Romero participó en la creación de algunos juegos de acción en primera persona más destacados de la historia, como Wolfenstein, Doom o Quake. Desafortunadamente, sus increíbles capacidades como desarrollador no lo prepararon para nada para convertirse en un ejecutivo, rol que cumplió decididamente mal. Luego de retirarse de id Software, empresa para la que se desempeñara junto a otros legendarios desarrolladores como John Carmack, Romero decidió probar suerte creando su propio estudio de juegos, llamado Ion Storm. La inversión para esta nueva compañía era realmente cuantiosa, incluyendo también oficinas con todo tipo de lujos para sus integrantes. Y si bien Ion Storm publicó un grandioso juego como fue Deus Ex, desarrollado por Warren Spector, el principal proyecto de la empresa, llamado Daikatana, resultó un verdadero fracaso, tanto en ventas como en críticas, además de haber contado con un tiempo de desarrollo muy extenso.
Decididamente, por productos como Daikatana, a Romero no le fue bien con su estudio, el cual cerró en 2005, Lo último que se sabía de él era su trabajo, desde 2005, para Splil Ironworks, empresa absorbida por Gazillion Entertainment, la cual trabaja en el desarrollo de un MMO. Ahora todo indica que el nuevo paso de la insólita vida de Romero por la industria de los videojuegos lo llevará al mundo de las redes sociales.


    el 21.10.10

 

Especiales