Ley norteamericana apunta a calificar juegos como a películas condicionadas

Desde hace un buen tiempo a esta parte, en distintos puntos del planeta se evalúa cuál sería la forma más conveniente de legislar la calificación de los distintos videojuegos. Pero lo más extraño de esto es que en Norteamérica está en proceso de aceptación una Ley que equipararía los títulos para adultos con la pornografía. Sí, tal como lees. Esta legislación se fundamentaría en calificar a los juegos adultos con la X, letra que se usa para los Films que incluyen escenas de contenido sexual.

Por supuesto que la información ya empezó a generar respuesta por parte de las principales compañías del sector del entretenimiento. De hecho, uno de los primeros que dio su punto de vista ha sido el CEO de Take Two, Straus Zelnick. En declaraciones con CNBC sostuvo que se encuentra muy sorprendido con que la Corte Suprema esté considerando el caso. A lo que agregó que esa preocupación que lo invade debería ocurrirle también a cualquiera que se mueva en este negocio. Otro que no ocultó su postura ha sido Graham Hopper, o sea el EVP y manager general de Disney Interactive, firma que hace un par de año se metió de lleno en la industria de los videojuegos. Para dicho directivo, esta iniciativa no es un impacto dramático en el peor momento, aunque admite que puede traer consecuencias negativas en el campo de la venta.

Por otra parte, hay otra cuestión no menor que traería aparejada consigo esta ridícula legislación si es que se aprueba. Otros miembros del mundillo adelantan que, en caso de aprobarse, van a tener que realizar versiones específicas para cada región donde el juego sea lanzado. Claro que eso sería teniendo en cuenta las leyes de los territorios en los que los títulos se comercialicen.

Por su lado, desde Sony miran al asunto de un modo distinto. De acuerdo a lo anunciado por Jack Tretton, la Corte Suprema está detrás de esta legislación viendo si existe alguna razón potencial como para hacer algo productivo o, por el contrario, para dejarla de lado. En este sentido, dicho ejecutivo recordó que esta misma propuesta ha sido enviada a la Corte en más de diez oportunidades, pero nunca logró quórum para que se ejecute.


    el 07.07.10

 

Especiales