Personajes: HK-47 (Star Wars)

La saga de juegos de rol inspirados en Star Wars y creados por BioWare, Star Wars: Caballeros de la Antigua República I y II, nos permitían surcar la galaxia disfrutando de algunos personajes que se harían famosos a nivel internacional, tanto para los amantes del universo de George Lucas, como para los jugadores de rol tradicionales.

HK-47 es un droide creado específicamente para matar. Una máquina despiadada y carente de toda culpa, programada para destruir a sus objetivos sin detenerse ante nada.
MTS2_earendil_780929_HK47_2a

Creado hace más de 4000 años, según la época en la que comienza el primer Caballeros de la Antigua República, fue ensamblado en Taooine y pertenecía a la compañía Czerka, que lo utilizaba para destruir a los jefes de compañías rivales.

Su desprecio por la vida humana se ve reflejado en algunas de sus frases, quizás una de las razones tan cómicas y cínicas que hacen que los jugadores lo prefieran siempre en el equipo, que lo llevan a considerar a la vida orgánica como “bolsas de carne”.

Lo encontramos en una tienda de androides en Anchorhead, formando parte del inventario del Ithoriano Yuka Laka.

Pero hay más datos que enriquecen el pasado de esta máquina de matar. HK-47 perteneció al señor oscuro Darth Revan. Fue programado para entender la compleja lengua de la Gente de las Arenas de Tatooine, y luego su memoria fue borrada para que no tuviera un control total sus habilidades, en caso de que Darth Revan fuera derrotado y alguien quisiera saber sus secretos.

HK-47 era uno de los aliados que conocían la localización de Forja Estelar, y Revan luego le quita esos recuerdos por seguridad.

Su fuerte sentido de la lealtad hace que se una al combate cuando Revan, aún sin saber su verdadera identidad, lo encuentra.

Destructivo y muy gracioso, es una máquina de matar que siempre nos lleva a tomar decisiones de gran carga moral.


%title



 

Especiales