Análisis de Ninja Gaiden Sigma 2

El último juego del Team Ninja dirigido por Tomonobu Itagaki, Ninja Gaiden Sigma 2, eleva aún más las premisas del género de acción en tercera persona.

En una versión futurista de la ciudad de Tokio, Ryu Hayabusa sigue con su lucha contra el Clan de la Araña Negra. Sonia es raptada y Ryu debe emprender nuevamente un viaje por distintos rincones del mundo para desbaratar los planes de dominación de los malvados ninja.

En el camino, los ingredientes que hicieron popular a la primera entrega en Xbox 360 se presentan potenciados: batallas intensas, combos espectaculares, variedad de armas ninja y desmembramientos, además del agregado, en la versión PS3, de campañas individuales con personajes femeninos y ejecuciones de gran brutalidad para asegurarnos que cada enemigo ha sido eliminado.

clukuf39xc9bhvx3bmyqx1nz9az7wulg

Los enemigos en Ninja Gaiden Sigma 2 son aún más complejos, los demonios invocados por el Clan de la Araña Negra, mientras buscan despertar definitivamente al Archidemonio del Inframundo, presentan verdaderos retos, y además de llover sangre, tendremos que lidiar con ninjas suicidas y una amplia variedad de situaciones de pelea.

Las ciudades representadas en Sigma 2, Venecia, Nueva York, junglas y mucho más, presentan un excelente apartado gráfico, uno de los mejores vistos en PS3 a la fecha. Y gracias a la jugabilidad, que se adapta de manera más que correcta al SIXAXIS, Sigma 2 se siente fresco y sencillo, a la vez que adictivo en sus controles.

Los escenarios poseen un alto grado de detalle, si bien no guardan relación con sus contrapartes reales (Venecia o Tokio). Texturas realistas, efectos de luces, la sangre que mancha paredes y corredores, Ninja Gaiden Sigma 2 realmente posee un apartado gráfico sorprendente. Una bienvenida a la nueva generación por parte del género de acción en tercera persona, con uno de los exponentes más importantes a la fecha.


%title



 

Especiales