Originalidad o “Influencias”

Leyendo comentarios el otro día en guiamanía, observé que muchos de vosotros criticabais la poca originalidad de los juegos actuales. La gran mayoría piensa que apenas se aportan cosas nuevas al mercado, sino que más bien, se aprecian “influencias” (por llamarlo de alguna manera) entre los distintos juegos.

Mi opinión personal, es bastante cercana a la recogida por ustedes, y es que cada vez es más difícil encontrar un juego que te sorprenda, sobre todo, por la idea que propone y en la cual está basada. Y digo “sobre todo”, porque ciertamente muchos juegos actuales son capaces de sorprender por su aspecto técnico y gráfico, pero eso no es suficiente para un “jugón”.

¿Dónde quedan aquellos Final Fantasy capaces de absorberte, el dinámico y original Kingdom Hearts, aquel primerizo Solid Snake… etc? ¿Está todo descubierto?, ¿O es cuestión de poco empeño por parte de las desarrolladoras?

De todos es sabido que es más fácil trabajar sobre una base ya consolidada que empezar un proyecto desde cero. Es por eso que muchas empresas se empeñan en prolongar entregas antes que “calentarse el coco” y desarrollar un nuevo juego (con su correspondiente nueva idea). ¿Deberían apostar por cosas nuevas y dejar que sagas tan exitosas, como por ejemplo Metal Gear, trasciendan y queden en la mente de todos, o arriesgarse a que, poco a poco, pueda ir perdiendo el valor subjetivo que se le pueda tener a dichas grandes sagas?

DoDonPachi Dai Ou Jou Black Label EXTRA

DoDonPachi Dai Ou Jou Black Label EXTRA

La gota que colma el vaso llega con “DoDonPachi Dai Ou Jou Black Label EXTRA”, un juego japonés para la 360 desarrollado por 5pb. Cuyo lanzamiento estaba programado para Navidad, pero que finalmente lograron aplazarlo hasta principios del siguiente año. Una vez que la gente pudo disfrutar de la obra, “se le vio el plumero” a los desarrolladores. Y es que estaba lleno de bugs. El motivo de ello, no era ni más ni menos que plagio.

El pastel se descubrió cuando ellos mismos reconocieron copiar parte del código perteneciente a una entrega anterior de ps2 y modificarlo posteriormente, lo cual desembocaba en tremendos conflictos con la Xbox.

Y este es sólo un ejemplo de la multitud de “chanchullos” relacionados con el plagio que rodea el mundo de los videojuegos. Luego… ¿Donde está el problema?, ¿debemos pedirle un poco más de creatividad a las compañías, o por contra, no se echa para nada en falta la presencia de nuevos títulos rompedores?


%title

    el 02.07.09

 

Especiales