Análisis de The Beatles Rock Band

La nueva generación de consolas recibe a una de las bandas más importantes del rock mundial, en un videojuego que sigue los lineamientos de la serie de Harmonix. The Beatles: Rock Band estará disponible para Nintendo Wii, Xbox 360 y Play Station 3 y traerá a un nuevo público algunos de los temas más reconocidos de la banda de rock que marco la década de los 70.

Los periféricos de Rock Band incluyen bajo, micrófono, batería y guitarra, y te harán practicar diferentes secuencias para emular al la banda mítica compuesta por los ingleses Paul McCartney, Ringo Starr, George Harrison y John Lennon.

Pudiendo jugar hasta seis jugadores a la vez, The Beatles: Rock Band no agrega nada nuevo a la jugabilidad de la saga, se trata de aprenderse las secuencias, cometer los errores mínimos y disfrutar una especie de homenaje en forma de videojuego a uno de los íconos más importantes de la industria musical.

beatles-rock-band-box

Con una lista de temas integrada por más de 45 pistas, The Beatles: Rock Band incluye un modo “No Fail” que evitará que fallemos y podamos disfrutar de la música de los muchachos de Liverpool.

Las canciones de Los Beatles, que muchas veces incluyen varias voces cantando a la misma vez, sirven de excusa a los muchachos de Harmonix para agregar “armonías vocales”. Así que más jugadores podrán disfrutar de la experiencia musical y jugable, siendo que los títulos musicales y rítmicos son los más pedidos por los jugadores ocasionales, ideales para fiestas y reuniones con amigos.

El diseño exclusivo de los instrumentos, con detalles que remiten a cada integrante de la banda, así como el cuidado en la banda sonora y en las adaptaciones de cada pista, convierten a The Beatles: Rock Band en un título imperdible para aquellos que vengan siguiendo el crecimiento de la saga, así como también para los fanáticos de Los Beatles.




 

Especiales