Video de DragonBall Evolution

DragonBall Evolution para Play Station Portable nos demuestra como Namco Bandai no deja pasar el momento para crear un nuevo título inspirado la película live action que se inspira, de manera muy libre, en los personajes de Akira Toriyama.

Y sí los juegos basados en licencias cinematográficas siempre tienden a ser malos, mucho no puede esperarse de un título que toma ideas de una serie animada japonesa y trata de convertirla en una película de acción al mejor estilo Hollywood. Frankestein era una criatura mucho más agradable a la vista que lo que tenemos ante nosotros.

Si bien DragonBall Evolution esta programado por la gente de Dimps Corporation (quiénes tienen experiencias muy buenas con juegos como Dragon Ball Z Shin Budokai), la verdad es que el resultado dista mucho de ser aceptable.

Animaciones de baja calidad, movimientos toscos, escenarios vacíos y que desentonan mucho con los personajes, de una marcada estructura poligonal que realmente parece provenir de títulos de antaño.

La jugabilidad es uno de los aspectos más tristes de DragonBall Evolution. Podemos ganar el título presionando reiteradas veces Cuadrado o Triángulo, simplemente eso. Si bien existe una cartilla de técnicas bastante amplia, aunque las animaciones de dichos ataques y combos dejan mucho que desear, la verdad es que los combates pueden zanjarse en cuestión de minutos con solo presionar en reiteradas ocasiones el botón de golpe, algo muy lamentable.

Por otra parte el control de los personajes, que incluyen a Goku, abuelo Gohan, Piccolo y Yamcha, entre otros, es similar en cualquier versión. Por lo cuál no hay diferencias al encarar el juego con uno u otro, una gran falla que hará que sintamos que, tras completar una historia no queramos saber más. Igual no se pierde nada, la trama del juego es muy inferior a lo presentado en el animé, algo que se refleja en las malas críticas de la película.

El resultado final de DragonBall Evolution es el esperado: un fracaso creado solamente para aprovechar el empuje de una película igual de mala sobre uno de los éxitos indiscutidos del animé. Por suerte, con la próxima animación de Dragon Ball Z Kai los amantes del animé podremos superar el trago amargo que supuso esta película y todos sus derivados.




 

Especiales