Street Fighter IV

“Street Fighter”… Dos palabras en inglés que en 20 años pasaron de ser un simple proyecto de la compañía japonesa CAPCOM a todo un fenómeno que mantuvo a todo el mundo expectante hace una semana. Al fin la cuarta entrega llegó a nosotros y después de días probándola extensamente te traemos un humilde análisis para que no solo te entusiasme a jugar el que será sin duda uno de los mejores juegos de pelea del 2009, sino también un futuro referente en lo que a “fighting” se refiere para la nueva generación. Sin más preámbulos vamos de lleno a lo nuestro: Street Fighter IV.

Después de meses de angustiosa espera, buscando videos en internet, revisando comentarios de japoneses y buscando cada imagen que pudiera haberse filtrado por internet, el juego llegó a las manos de Guiamania el mismo 17 de febrero y aunque pudiéramos haber escrito la reseña en dicha fecha, era mejor conocerlo a fondo para poder dar una opinión más acabada. El problema: cuando se ha conocido un juego tan bueno uno no sabe por dónde empezar por lo que nos iremos de lo técnico a lo emotivo.

SFIV es sin duda un juego pensado, ejecutado y vendido para disfrutarse en Alta Definición. Sus hermosos gráficos, efectos de cámara y detalles de los escenarios hacen que se disfrute mejor en una pantalla HD que contemple la normal 16:9 de anchura para poder disfrutarse en todo su esplendor. Mucho cuidado, no queremos decir que no valga la pena jugarlo en televisores estándar, pero la verdadera visión de su director es la correspondiente al equipo mencionado. No solo por sus gráficos fijos como personajes o escenarios, sino también por sus “intangibles” como son los poderes o efectos visuales que realmente reflejan lo mejor que puede entregar la programación de CAPCOM a la hora de devolverle la vida a Ryu y compañía. Pero todo rey visual tiene un defecto y en Street Fighter IV lamentablemente va de mano de sus animaciones, prólogos y finales, realizadas íntegramente en animación japonesa los cuales lamentablemente no son un buen reflejo de lo bueno que puede ser el animé cuando es bien realizado. A muchos los dejará conformes, sin embargo a los más exigentes les dará un pequeño sabor amargo en la boca cuando vean pequeños dibujos sin acabado o más bien hechos de forma rápida sin el corazón puesto en el juego. Independiente de ello cabe repetir que en una televisión HD el coloreado es hermoso (mención especial a la introducción del personaje Rose). Los poderes especiales y Ultras son un deleite visual que lleva a la saga a un nivel aun superior de batalla y emoción frente a la pantalla como nunca antes.

Por el lado del sonido sin duda alguna el juego es 100% estupendo. No comentaré las canciones puesto que es un tema netamente personal aunque particularmente encontré todas excelentes. Sin embargo si nos iremos a los efectos de audio de menú, peleas y similares. El juego simplemente aprovecha completamente su potencia de audio para lanzar Hadoukens que suenan como tales o ULTRA COMBOS que hacen temblar a quien los recibe. Sin duda alguna quien posea un sistema de audio envolvente podrá apreciar un ambiente dentro de las peleas que pocas veces se ha oído en un videojuego.

El control es estupendo y, aunque hay pequeñas variantes en la calidad entre Xox360 y PlayStation3, el juego está muy bien programado permitiendo además poder realizar ataques como el clásico agarre de Zangief de forma muy sencilla sin por ello dejar de ser técnica.

Ahora vamos de lleno al juego: la temática que hizo famosa a la saga sigue intacta: dos luchadores se enfrentan a la mejor de 3 peleas y quien resulte victorioso se lleva todos los títulos. El cambio está en los tipos de golpes que podemos realizar. En esta ocasión contamos con 2 barras independientes entre sí que nos permiten ejecutar ya sea un “Super Combo” (con la barra “EX”) o un “Ultra Combo” (con la barra “Revenge”). La barra EX además permite lanzar ataques más poderosos sacrificando un poco el llenado de esta (función que se vio en por primera vez en Street Fighter III). Por el lado de los personajes tenemos 25 para elegir, aunque solo 16 se encuentran disponibles desde un comienzo. De ellos 6 son completamente nuevos pasando por Abel, C.Viper, Rufus y El Fuerte como personajes seleccionables desde un comienzo, hasta Gouken, el perdido maestro de Ryu y Ken que viene a enseñar lo que es ser un verdadero experto en Hadokens (los lanza con una mano y en distintas direcciones); además de Seth, el jefe final del juego y bastante más complejo incluso que Jill de SF3. Cada personaje viene con 1 Special y un Ultra propio, además de una serie de movimientos especiales que permiten jugar de formas muy variadas desde un principio. Además podremos realizar EX-Combos los cuales se podrán cancelar en cualquier momento para hacer otro tipo de combinación dando mayor emoción a la pelea y sacando lo mejor de nosotros como luchadores en combate.

El modo online es simplemente espectacular siendo casi una obligación probarlo en algún momento. Por supuesto tu rendimiento irá en la medida que tu conexión sea rápida y estable, pero en nuestra experiencia: el juego andaba impecable. Un excelente agregado adicional a esto es la posibilidad de dejar la consola en modo “búsqueda” mientras juegas el modo historia, permitiendo que si alguien quiere jugar contra ti simplemente entre en un momento cualquier y combata como si fuera una máquina arcade instalada en algún local público. Al finalizar la pelea volverás al modo historia simplemente como si nada hubiera pasado. Un verdadero goce para jugar tanto solo como acompañado.

Por si todo fuera poco el juego viene con una cantidad no menor de desbloqueables que van desde colores para los personajes hasta dibujos de arte previos a la creación del juego o películas promocionales. Además podrás ampliar tu experiencia si entras a los servicios de PlayStation Store o Xbox-Live Marketplace (los sitios de compra de cada plataforma) para descargar, por ahora, trajes adicionales y, en el futuro, personajes extras que vendrán a acompañar tus batallas además de extender la vida útil de tu juego.

En la versión de PlayStation3 contamos además con una opción que nos permite instalar (en forma completamente voluntaria) el juego en la consola, permitiendo disminuir en forma considerable los tiempos de carga (prácticamente lo reducirás en un 50%) ayudando a disfrutar aun de más peleas por sesión (ya sea esta offline y online).

Sin duda alguna Street Fighter IV es un gran juego. Cualquier calificativo en contra va de la mano de aquellos que esperaban un juego 2D como antaño. La verdad es que este juego solo tiene de 3D los escenarios y personajes, porque se siente completamente 2D a la hora de jugarse, así como ejecutando sus poderes y peleando en línea. Muchos quedamos con la conclusión de que al juego que más se parece es, curiosamente, a Street Fighter II… si, aquel título que hace 20 años vino a probar suerte en locales arcade, encantó a muchos y hoy nos tiene a todos con una lágrima a flor de piel por tan esperado re-encuentro. Si dijera que Street Fighter IV no es recomendable estaría cometiendo un error garrafal puesto que, no importa si eres fan o no de estos títulos, hoy se escribe una nueva página en el libro de historia de los videojuegos. Esta vez de la mano de un HADOUKEN!!!


    el 23.02.09

 

Especiales