La mediocridad de Sonic

Muy lejos quedan ya los tiempos de la guerra de los 16 bits, en los que Sonic lideraba las hordas de Mega Drive enfrentándose a Mario y sus acólitos, los juegos de Super Nintendo. En esa época, las distintas entregas de Sonic y las de Super Mario luchaban en igualdad de condiciones para conseguir ser el mejor videojuego del momento. Sin embargo, el tiempo no ha tratado de igual manera a ambos personajes.

Mientras la gente de Nintendo se ha limitado a sacar una obra maestra de las plataformas por consola (Super Mario 64 en Nintendo 64, Super Mario Sunshine en Game Cube y Super Mario Galaxy en Wii), los chicos de Sega han creado unos cuantos juegos de Sonic que han pasado sin pena ni gloria. La situación incluso empeoró cuando SEGA se convirtió en una third party, al dejar de fabricar consolas, alcanzando su mínimo absoluto con el lanzamiento de Sonic the Hedgehog para Xbox 360 y PS3 en 2006, juego malo con vehemencia.

Hace poco que ha aparecido el nuevo Sonic Unleashed, que ha sido promocionado como el resurgir del erizo azul. Los videos del juego mostrados los meses que precedieron a su lanzamiento daban muy buenas vibraciones (estaban animados con una música inteligentemente seleccionada para realzar sus virtudes). Y después de jugar unas cuantas partidas, puedo decir que no es un mal juego en absoluto y desde luego, mejora con creces al Sonic The Hedgehog de esta generación.

La dinámica del juego es distinta, dependiendo de si es de día o de noche. En las pantallas diurnas podemos disfrutar de la clásica velocidad del erizo, de una forma bastante entretenida. Pero cuando el sol se pone, Sonic se transforma en una bestia peluda, olvidándose de correr y optando por resolver sus problemas mediante la violencia. Esta parte a mí, personalmente, me resulta mucho más aburrida. Además las ciudades que hay que visitar y conversaciones que hay que tener entre unas pantallas y otras rompen totalmente el ritmo del juego.

Aunque como he dicho, Sonic Unleashed es un buen juego, no va más allá, es un juego correcto como otros muchos que salen y, al menos yo, no me gastaría en el los 60 eurazos que cuesta. La saga Sonic se ha convertido en una más, muy lejos de los títulos imprescindibles que generan una gran expectación años antes de su salida. Sonic ya no está en la primera división del mundo de los videojuegos y Unleashed no le llega a la suela de los zapatos a un juego aparecido hace más de 10 años como es Mario 64.


%title

    el 29.12.08

 

Especiales