Video de Medalla de Honor: Airborne

La saga Medalla de Honor de first person shooters ambientados en la Segunda Guerra Mundial agrega una nueva dinámica a sus eternas misiones de infiltración, destrucción y combate sin cuartel en escenarios famosos y no tan famosos de la contienda bélica más mortal de la que se tenga memoria.

El golpe de tuerca de este onceavo título de la saga, Medalla de Honor: Airborne, esta dado en las condiciones de llegad a cada misión. Como miembros de la unidad de paracaidistas tendremos que surcar los cielos en medio del terreno enemigo para llegar a buenas posiciones desde las cuales el cumplimiento de nuestros objetivos se haga más sencillo.

Con versiones para Play Station 3, Xbox 360 y computadoras personales, Airborne utiliza un motor gráfico Unreal Engine 3 con modificaciones realizadas por los desarrolladores de Electronic Arts Los Ángeles para conseguir efectos puntuales que sirvieran a su título.

Una de las maravillas jugables de este título, que lejos de eso responde a los lineamientos clásicos de un first person shooter al uso, es la capacidad de desarrollo no lineal de las misiones. Ya que desde el vamos nosotros escogemos donde queremos aterrizar y donde comienza realmente nuestra aventura.

Las armas, de gran variedad, respetan los modelos utilizados en la Segunda Guerra Mundial así que nuevamente podremos comenzar a practicar nuestro dominio sobre la Thompson o el rifle M1 Garand. En Airborne tendremos que utilizar diferentes accesorios para aumentar la capacidad de fuego, cadencia y alcance, de nuestras armas. De esta manera el descubrimiento y combinación de accesorios le dará un poco más de dificultad a un juego que, ya de por sí, es complicado.

La inteligencia artificial del enemigo esta bien equilibrada y las misiones, si bien tras once entregas pueden no parecer demasiado originales, cumplen ofreciendo un desafió importante.

Además, el modo multijugador de Medalla de Honor: Airborne responde de manera perfecta a los requerimientos de los jugadores de nueva generación, para quiénes la conexión a Internet y la posibilidad de demostrarse como los mejores parece ser una constante.

En Airborne encontramos una brillante puesta en escena, una historia cumplidora y unos gráficos elegantes para llevar adelante un nuevo shooter ambientado en la Segunda Guerra.



%title



 

Especiales