Clínica para jugadores compulsivos

Esto pasa en Ámsterdam. Hace muy pocos días en este mismo sitio estábamos publicando una noticia en la que contábamos que un chico de Italia tuvo que ir a parar al Hospital por jugar tanto a los videojuegos. Pues bien, para muchos eso puede llegar a ser adicción, pero para otros no. Dentro de este último grupo podríamos incluir a un centro llamado Keith Bakker of The Smith y Jones, el cual se ubica en la ciudad de Ámsterdam.

En esta clínica precisamente se trata a distintos pacientes demasiado aficionados a los videojuegos. De acuerdo a declaraciones de los especialistas que cumplen sus tareas allí, la gran mayoría de los jóvenes que ingresan por estar demasiado tiempo jugando, entran no por problemas psicológicos, sino por inconvenientes de orden social. De hecho aseguran que habitualmente personas con dificultades en la escuela o personalidades hurañas acuden a menudo al contacto online.

Claro que en este sitio lo que hacen es ponerlos bajo tratamiento, que incluye, obviamente, la abstinencia de no jugar. Luego de ello, muchos internos no tienen vergüenza en decir que gracias a esa ayuda pueden deshacerse de su frustración y convivir con los problemas cotidianos que existen por fuera del universo de los videojuegos.


    el 27.11.08

 

Especiales