Golden Axe Beast Rider, no hace justicia a su leyenda

Los nostálgicos están de enhorabuena… ¿o quizás no tanto? No sé, ya lo veremos en el desarrollo del análisis. Vuelve una saga legendaria que no tenemos las estanterías de las tiendas especializadas desde hace casi 20 años, vuelve Golden Axe. Sega nos brinda la posiblidad de recordar viejos tiempos pero no ha conseguido adaptar su genial saga a los tiempos que corren. Veamos por qué.

La historia original nos llevaba a elegir entre tres personajes (bárbaro, amazona o enano) y salvar a la princesa y al rey del yugo de un terrible enemigo, el Death Adder. Esta entrega nos pone en la piel de la amazona, que busca venganza tras la masacre de su clan perpetrado por Death Adder (como en muchos videojuegos el inmortal archienemigo).

Jugablemente el juego deja mucho que desear. El primer inconveniente nos lo encontramos cuando no podemos elegir entre tres personajes como nos tenían acostumbrados, sino que nos tenemos que conformar con la mujer, personaje que, personalmente no me gusta demasiado. Esto sería aceptable si el juego se centrara en la evolución de este personaje (estilo God of War), mejorándolo y explorando sus posibilidades. Pero no, no es así. El juego se desarrolla en escenarios totalmente lineales donde tendremos que eliminar a todo bicho viviente. Dado los tiempos que corren lo podrían haber cambiado un poco, añadir algo más de libertad.

El sistema de control es tosco y nos responde todo lo bien que debería, resultando heridos sin tener nosotros la culpa, muy mal para los chicos de Sega. Por si fuera poco hay poca variedad de golpes y el sistema de combates es muy engorroso. Los enemigos adquieren un color según el tipo de ataque que van a realizar y deberemos actuar en consecuencia. El problema es que debemos ser rapidísimos si no queremos acabar muertos ya que el control no responde bien. Controlar a las monturas que manejaremos es casi imposible, resultando nuestra actuación un desastre total. Además la cámara es un caos, haciendo muy complicado tener controlados a nuestros enemigos.

Gráficamente la cosa mejora un poco, buenas texturas y modelados detallados, así como escenarios resultones. La acción se alterna con algunas fmvs para narrar la historia las cuales están muy bien realizadas. El problema viene cuando hay varios enemigos en pantalla y cuando usamos una montura, el framerrate baja drásticamente haciéndose notar su falta de optimización, imperdonable. Por lo demás decir que abundan las mutilaciones y la sangre, no es apto para menores.

En cuanto al apartado sonoro decir que el juego viene acompañado de una banda sonora de corte épico en la que se echa de menos algo más de variedad. Los sonidos de las bestias están muy bien realizados y suenan convincentes.

En definitiva, un juego con muchos fallos en su control y un framerrate demasiado caótico, se trata de un título prescindible excepto para los fans acérrimos de la saga.


    el 20.10.08

 

Especiales