Video de Rune Factory

Rune Factory: A Fantasy Harvest Moon, festejando 10 años de granjeros y RPGs.

Para celebrar los 10 años de la franquicia Harvest Moon (Super Nintendo, 1996) Natsume se contacto con el grupo desarrollador Neverland Co. Ltd. (Lufia: The Legend Returns, Shining Force Neo / EXA) y se pusieron a trabajar en un nuevo juego para la consola portátil del momento: la Nintendo DS.

Las mecánicas de cultivo siguen presentes en esta versión de nueva generación del clásico de Natsume, pero en esta ocasión no salteamos el proceso de conseguir y criar animales y lo reemplazamos por algo muy relacionado: derrotar a diferentes mounstros en los calabozos esparcidos alrededor del pueblo. Sí, así de bizarro.

El trabajo en la granja debilita a nuestro personaje, por lo cuál nos veremos obligados a derrotar a diversos mounstros para que se unan a nuestro grupo y faciliten nuestras batallas y así poder conseguir más ítems que ayuden al desarrollo de las herramientas de trabajo.

El juego se desarrolla en la ciudad de Kardia, en el continente de Adonia. Raguna, nuestro protagonista, llega de vagar por el mundo y se desmaya frente al hogar de un granjero llamado Mist. La amnesia de nuestro personaje, MUY conveniente, hace que Mist le ofrezca un hogar a cambio de trabajar la Tierra, y lo bautizan con el nombre Raguna que significa “cambiante”.

El apartado gráfico de Rune Factory es lo más llamativo del juego. Con gráficos fluidos y un adecuado estilo animé que siempre mantiene colores suaves y buenas texturas. Sin embargo el gameplay es solo tolerable, después de un rato, para aquellos que realmente gusten de la serie. Ya que al no tener una trama, el juego se sucede entre batallas y cultivos sin tener un objetivo final.

A pesar de todo es una buena opción para la DS que entretendrá a los pequeños y hará recordar a los grandes de cuando criaban ovejas y vacas en sus viejos SNES.





 

Especiales