Video de Burnout Paradise

Burnout Paradise, la nueva entrega de la saga de Criterion.

En 2001 comenzaba una nueva saga de juegos de carrera. Burnout destacaba de otros juegos por su enfoque centrado en la conducción riesgosa y en causar la mayor cantidad de daño posible a los demás vehículos. Así llegamos a 2008 con una quinta entrega siendo comercializada para Xbox 360 y PS3 desde Enero.

Criterion Games retrasó su publicación debido al testeo final de algunas cualidades que buscaban, y lograron, introducir en el juego sin afectar la jugabilidad y el detallismo gráfico.

El juego se desarrolla en un mundo abierto por el cuál circulamos con nuestro vehículo constantemente y podemos dedicarnos tanto al cumplimiento de objetivos como a disfrutar de los enfrentamientos en línea, principal virtud en los juegos de competencia de hoy en día. Los ciclos de Día y Noche, propios de juegos anteriores, regresan para darle mayor variedad a los escenarios con efectos de luces y sombras muy bien trabajados. Además, uno de los modos más populares de la saga, Crash Mode, ahora puede activarse en cualquier momento del juego (en Burnout Paradise recibe el nombre de Showtime).

Uno de los objetivos más ambiciosos del juego era el de eliminar las pantallas de carga, lo que ha llevado al desarrollo de una ciudad con puntos de referencia para comenzar eventos y el tan elaborado modo en línea. Para comenzar una carrera solo debemos detenernos en alguna de las marcas (señales de tráfico) diseminadas por el escenario de Paradise City.

Los automóviles siguen siendo diseños inventados, levemente basados en autos reales, y regresan algunos clásicos de juegos anteriores para delicia de los más fanáticos.

El modo en línea también se desarrolla mientras jugamos, de una manera sencilla y fluida que permite no distraerse de lo que sucede en la calle. Con una serie de botones y un menú que aparece en la pantalla podremos invitar a nuestros amigos a participar de competencias para ver quien hace mejores tiempos o causa más daños. Además, los logros van agregándose a nuestra “licencia de conducir” permitiendo llevar un registro de los High Scores todo el tiempo con nosotros y así poder mejorar nuestras propias marcas.

Burnout Paradise es una forma muy gratificante de competir en carreras a gran velocidad. No tiene el acabado gráfico del Gran Turismo 5, pero gana en otro puntos como es la tónica destructiva de sus carreras.



%title



 

Especiales