Crysis para PC

Sin lugar a dudas estamos hablando de uno de los mejores juegos de acción de los últimos tiempos.

Luego de Far Cry, la gente de Crytek vuelve a la carga con Crysis, con un apartado gráfico espectacular, muy buena jugabilidad y una gran historia. En el link anterior podemos ver los requermientos mínimos para disfrutar del juego. Bastante pesadito, jeje. Por lo menos tarjeta de video de 256 mb y 1 gb de memoria para Windows XP.

La historia nos sitúa en el papel de Nomad un soldado de una fuerza especial en el año 2020 cuando acaba de estrellarse contra la Tierra un supuesto asteroide en zonas cercanas a las costas de Asia. Es así que arriban al lugar rápidamente tropas norcoreanas que en un principio parecen ser los enemigos a derrotar, pero rápidamente nos damos cuenta de que hay algo más en esta isla que nos traerá más problemas.

En este punto hay un par de cosas que me causaron un poco de rechazo. Por un lado el que caigan en el lugar común de los “comunistas malos” como en las clásicas películas de “Rambo”, jej, y por otro lado el primer soldado en caer de nuestras tropas especiales es “Azteca”, algo realmente significativo. Fuera de esto la historia es bastante buena y original.

A partir de nuestra llegada a la isla debemos avanzar con diferentes objetivos como dar de baja aparatos que interfieren nuestras comunicaciones, rescatar a compañeros o científicos que tomarán vital importancia en el resto de la historia o destruir diferentes campamentos enemigos.

Para eso contaremos con un variado arsenal que cuenta entre otras cosas con las granadas típicas, granadas de humo y de luz para enceguecer a los rivales, ametralladoras, rifles, pistolas, escopetas, lanzamisiles y un arma de energía. Cada una de ellas podrá ser optimizada con el agregado de diferentes complementos en la medida que los encontremos en nuestro camino como miras telescópicas, apuntadores láser o diferentes tipos de municiones como dardos tranquilizantes u otras explosivas, dándoles una gran variedad a la cantidad total de armas. Además en las áreas donde reine la oscuridad podremos utilizar un dispositivo de visión nocturna que nos será muy útil en el momento preciso, pero en otras ocasiones podrá enceguesernos si no lo desactivamos a tiempo.

En la escena de la final podremos utilizar un arma que no estaba disponible hasta ese momento. Una especie de cañón que servirá para derrotar al enemigo final.

Al mismo tiempo podremos utilizar diferentes vehículos como camionetas, jeeps, lanchas, tanques de guerra, todos estos con una excelente maniobrabilidad, excepto las naves de propulsión vertical que deberemos manejar en una misión en particular, que al menos a mí se me hizo bastante difícil controlar sobretodo considerando que debía evitar al mismo tiempo que me atrape un tornado.

Los gráficos son espectaculares. El movimiento y el reflejo del agua cuando nos movemos nadando o en una de las lanchas son muy buenos. La maleza de la selva tiene una definición realmente destacable. Las explosiones, llamaradas y el efecto de cómo se enturbia el aire por el calor luego de una ráfaga de las ametralladoras fijas de los campamentos son también destacables.

Las texturas en los rostros de los soldados son también brillante, de la misma manera que los movimientos de los soldados o como reacciona su cuerpo de acuerdo a como impacten nuestras balas en él.

Otro punto alto del juego es nuestro nanotraje que nos dotará de cuatro habilidades más la opción de acceder a la configuración de el arma que queremos utilizar.

El traje nos permite repelar las balas, movernos más rápido, hacernos más fuertes para poder saltar más alto o golpear más duro y la última, y quizás la más útil, hacernos invisibles. Todo esto durante un tiempo limitado que se acortará de acuerdo al uso que le demos.

De todas maneras, se recargará automáticamente al igual que nuestra barra de salud.

Tanto los soldados enemigos como las naves alienígenas cuentan con una destacable inteligencia artificial. Esto lo podemos ver por ejemplo cuando atacan en grupo y nos rodean para dejarnos sin salida o cuando de repente usamos el traje invisible y los soldados disparan al “vacío” donde suponen que estamos escondidos.

Las escenas de acción son geniales. Hay momentos en los que no sabremos para donde salir ya que las balas vienen de todos los rincones. Sobretodo cuando debemos enfrentar a las naves extraterrestres, una mezcla entre las naves de la Guerra de los mundos y los calamares de Matrix, donde nos haremos fuertes con los lanzamisiles y la artillería antiaérea que también podremos utilizar en algunas misiones.

Un tip que les puedo pasar para el momento de enfrentar a las naves extraterrestres es que cuando seamos atacados por el arma que congela todo a su paso gracias a nuestro nanotraje podremos volver a la normalidad moviendo un poco las teclas con las que caminamos.

Quizás la misión que me presentó mayor dificultad fue “Core”, cuando tenemos que ingresar a una supuesta mina que finalmente es el interior de la nave nodriza, al menos eso interpreté, y en un momento se activa un dispositivo antigravedad. A partir de ese momento, flotaremos en el aire durante toda la misión hasta que encontremos la salida. La dificultad de la misión radica por un lado en el laberíntico camino que debemos recorrer y por otro lado en la escasez de municiones para hacer frente a los extraterrestres.

Aunque la historia se torne un poco corta y tenga esos lugares comunes mencionados anteriormente, sin dudas es uno de los mejores juegos de este año y el final deja abierta la puerta para una secuela, así que seguramente tendremos más aventuras para disfrutar en un tiempo.


%title

    el 23.12.07

 

Especiales