Project X Zone: A Lethal Surprise, una mezcla de juegos explosiva

project-x-zoneUn crossover es un juego en el que confluyen personajes de distintos universos. Aunque nos encantan, es complicado ver personajes de distintas marcas enfrentarse en videojuegos, por temas, sobre todo, de copyright y derechos de autor. Las relaciones entre empresas son complicadas.

Pero Capcom, que posee una visión comercial muy amplia, hace tiempo que se alía con todo el que pilla para hacer juegos de lucha: Marvel, Tatsunoko, SNK, Level 5, Namco… En 2011, se lanzó Street Fighter X Tekken, pero no era esta la primera colaboración entre Namco y Capcom. Anteriormente, se puso a la venta un Namco X Capcom para PlayStation 2, producido por la primera, y desarrollado por Monolith Soft. Se trataba de un RPG de tipo táctico con estética muy retro, un juego que nunca salió de Japón, como es habitual en ese tipo de producciones.

Pero 8 años después, se ha creado una secuela para Nintendo 3DS que sí que vamos a poder disfrutar los occidentales. Y es que, una consola portátil es un entorno mucho más lógico para un jueguecito con estas pintas. Sega se añade a la mezcla, y tenemos una nueva desarrolladora.

Con Monolith Soft trabajando ahora para Nintendo, la mayor parte del desarrollo de Project X Zone ha sido encomendado a Banpresto, el veterano estudio que colabora habitualmente con Namco en juegos como la saga Super Robot Wars. Y eso se nota, se nota mucho, porque el nuevo juego hereda los combos frenéticos de esa gran saga de RPGs.

Project X Zone aúna personajes de las tres empresas citadas (Capcom, Namco y Sega), salidos de algunas de sus franquicias más interesantes, la mayoría de ellas relacionadas con el género del rol. Resident Evil, Valkyria Chronicles, Sakura Wars, Megaman, Xenosaga, Tales of, Street Fighter, Resonance of Fate, Devil may Cry, Tekken, Virtua Fighter, Super Robot Wars, Darksalkers…. Muchas francuicias se ven representadas en este videojuego, y tenemos alguna que otra aparición de personajes clásicos que no veíamos en años, como la de Bruno Delinger, conocido por nosotros como John McClane, el héroe de la gran recreativa de Sega Die Hard Arcade (La Jungla de Cristal).

Así, entre personajes jugables, personajes de ayuda y enemigos, tenemos unas 200 super-estrellas que se mezclan en un batiburrillo de golpes y estrategia, en el que la trama es lo de menos, la historia es una mera excusa para meter a todos estos tipos juntos, dándose castañas durante unas 40 horas.

El juego se divide misiones, y en estas misiones nos encontraremos batallas tácticas, de esas que se muestra en un tablero (estilo Final Fantasy Tactics). Al entrar en contacto con los oponentes, comienzan luchas por turnos espectaculares, en parejas de dos, muy parecidas a las de Super Robot Wars. Y eso es, básicamente, todo el juego: táctica, combates llenos de acción y muchos personajes. Es un producto que llama la atención, está hecho para fans, y sobre todo para fans de cosas japonesas. Si te gustan el rol táctico y los crossovers, va a ser lo mejor que encuentres.


%title

    el 07.07.13

 

Especiales