Los hermanos Grimm en los videojuegos

Hace unos pocos días quizás os sorprendió ver un precioso doodle en Google en el que podíais presenciar el cuento de Caperucita Roja. ¿A qué se debía esto? Pues a que se cumple el 200 aniversario de la publicación de los cuentos de fantasía de los famosos hermanos Grimm.

¿No son lo suficientemente famosos para ti? Bueno, no te preocupes, te explicamos brevemente quienes eran estos tipos. Jacob y Wilhelm Grimm eran dos hermanos alemanes autores de un montón de pequeños relatos llenos de fantasía, muchos de los cuales forman parte de la cultura popular occidental. La Bella Durmiente, Caperucita Roja, La Cenicienta, Pulgarcito y muchos otros cuentos, infantiles o no tanto, son obra de los hermanos Grimm.

Si se considera a JR Tolkien como el creador de una mitología británica, los hermanos Grimm hicieron lo propio en Alemania unas pocas décadas antes, y no cabe duda de que fueron una influencia bastante fuerte para el creador de El Señor de los Anillos.

El mundo del cine está plagado de versiones y referencias a estos cuentos de hadas. Pero, ¿Y los videojuegos? ¿Qué presencia tienen los personajes de estas historias en ellos? Vamos a echarle un vistazo a este punto.

Como quizás sabréis, muchos de los clásicos Disney están basados en cuentos de los Grimm , y hay muchos juegos que hacen referencia a estos clásicos, como es el caso de Kingdom Hearts. No obstante, Disney cambia tanto las historias para que se adapten a la visión ultra-religiosa de la empresa que a veces es difícil pensar en una conexión. En lo sucesivo, mejor, vamos a buscar juegos ajenos a Disney.

Ha habido más juegos con personajes de estos cuentos inmiscuidos, sin necesidad de que estuviera de por medio la mano de Disney. Snow White: Happily Ever After, por ejemplo, es un videojuego de Super Nintendo basado en una película de animación editada en el año 1993 y en la que se daba una versión de la vida de Blanca Nieves narrada en la leyenda clásica. Se trata de un título de plataformas en el que Blanca avanza pegando saltos y lanzando manzanas contra todo aquello que sale a su paso. Sí, como veis en el vídeo, es muy malo. Mucho.

Simon the Sorcerer es una de esas aventuras gráficas plagadas de humor que tanto nos gustan a algunos. En esta historia, un chico debe recorrer un mundo mágico lleno de parodias de historias antiguas. Rapunzel, la chica que había que rescatar de la torre en la que estaba atrapada escalando gracias a su larga melena, se deja ver en el juego, como lo hacen personajes salidos de otros cuentos o de libros de fantasía como EL Señor de los Anillos o Las Crónicas de Narnia. Eso sí, todo ello con mucho humor.

Caperucita Roja también tenía su propio juego: Little Red Hood para NES. Pero, si el juego de Blanca Nieves que hemos visto antes os ha parecido malo, mejor que ni penséis en jugar a este engendro. En el vídeo que os dejamos a continuación, el “Angry Video Game Nerd” hace una crítica de él, o más bien, muestra su enfado ante tal aberración.

Es complicado encontrar juegos, a estas alturas de la vida, centrados en este tipo de historias. No al menos productos con presupuestos importantes. Vamos a bajar escalones, tenemos que mirar, incluso, en el ámbito de los juegos FLASH. En el siguiente vídeo, podemos ver al usuario de Youtube “ruthvenvol” jugando a un FLASH basado en la historia de Hansel y y Gretel, una especia de aventura gráfica lenta, pero con un diseño interesante.

Vamos a terminar aquí el repaso a videojuegos basados en historias de los Hermanos Grimm, cómo veis, sin grandes resultados. Sus historias, en realidad, serán más recordadas por las adaptaciones de Disney que por los cuentos originales, así que, prácticamente, todo lo reseñable pasa por productos de la casa de Mickey Mouse. Os dejamos, para cerrar, el vídeo del juego Disney Princess de Game Boy Advance, con Blanca Nieves, La Cenicienta y La Bella Durmiente como representantes de los Grimm. Sí, otra obra maestra.


    el 28.12.12

 

Especiales