¿Los videojuegos serán deporte olímpico?

No sé si os habéis dado cuenta, pero durante las últimas semanas han tenido lugar los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Mientras Michael Phelps nadaba como un tiburón, Usain Bolt corría como un caballo y Lebron James saltaba como un canguro, muchos gamers han estado sentados en el sofá como un Snorlax, jugando a Diablo III, Call of Duty o Super Mario Bros. ¿Creéis que esta actividad podría considerarse un deporte?

Hay muchos deportes, e incluso deportes olímpicos, que no requieren un entrenamiento físico o una edad joven. Aunque la mayoría de los jugadores no se ha planteado tal cosa, hay gente a la que le gustaría ver a los videojuegos como una disciplina olímpica. Y de hecho, hay quien se ha propuesto conseguir tal cosa.

El Gamer Institute lo va a intentar. Se trata de una institución dedicada a formar a jugadores profesionales, reclutando y formando a los más destacados para que acaben viviendo de los eSports (deportes electrónicos, término utilizado para juegos competitivos de cualquier género, como Call of Duty, FIFA, Doom, Street Fighter, StarCraft…). Sí, suena como el instituto para jóvenes talentos de Charles Xavier, pero reclutando gamers en lugar de mutantes.

El Gamer Institute ha recogido 2847 firmas entre personas de 88 países para conseguir que los eSports sean un deporte olímpico. El director de dicha organización, Daniel Grzelak, ha comentado que hay disciplinas olímpicas que desentonan mucho más que los videojuegos. Afirma que, actualmente, se está produciendo un cambio social, y este tipo de entretenimiento tiene una aceptación entre el público mucho mayor, aceptación que seguirá aumentando.

Las palabras de Grzelak fueron recogidas por el medio Forbes. En la entrevista concedida a la revista, el director del “Instituto para jugadores” comentó que los juegos con más posibilidades para ser incluidos en una olimpiada serían League of Legends y StarCraft II, pues son aquellos en los que se compite con un mayor nivel, y el grado de maestría de algunos jugadores profesionales en ambos ha llegado ya a sobrepasar lo posible para una persona no entrenada. Pone como ejemplo Grzelak el caso de StarCraft II, en el que un jugador profesional puede llegar a realizar 330 acciones por minuto. El entrenamiento para conseguir tal cosa es largo y duro.

El comité olímpico internacional no introduce disciplinas nuevas de un año a otro, es un proceso que lleva tiempo. La idea de los organizadores de esta iniciativa es conseguir que los eSports sean un deporte olímpico para los juegos de 2020, que todavía no tienen fijada una ciudad. Los candidatos son tres: Estambul (Turquía), Tokio (Japón) y Madrid (España). ¿Podremos ver al primer campeón olímpico de StarCraft II en la capital española? Es improbable, pero quizás más adelante…


%title

    el 17.08.12

 

Especiales