¿Jugamos o juegan con nosotros?

Disculpen la tardanza, lo que pasa es que en la escuela me han traído del tingo al tango; ok, fin de la justificación.

Bueno, para ser más sincero, en estos días había estado jugando Resident Evil 4 para PC, del que no hablaré en el aspecto técnico por la cantidad tan colosal de reseñas que hay sobre él. Sólo me limitaré a darles un consejo: Crean en todos los rumores que circulan en los foros sobre su calidad de port.

Algo que me llamó mucho la atención sobre este juego fue su desvergonzada manipulación de roles sociales. En realidad, no sólo es eso… en particular es preocupante el asunto de que todos los juegos actuales poseen una sorprendente carga tendenciosa acerca de una posición política, social o racial, y en el mejor de los casos sólo está plagado de anuncios y propaganda de cadenas de comida rápida.

Ejemplos sobran: Rainbow Six, Splinter Cell, Ghost Recon, Full Spectrum Warrior, Crysis, Resident Evil 4, GTA y un sin fin de etcéteras. Y, por favor continúen leyendo antes de lanzarme de pedradas. A lo que quiero llegar no es a decir que estos son juegos malos, todo lo contrario, son juegos me han tenido más de 3 horas pegado al monitor (claro, el de Crysis no, pero a cada ratito reviso su página para ver las actualizaciones). Sin embargo, debo aceptar que sus historias no fueron lo que más me llamó la atención, y no es que se de mal eso de leer, de hecho adoro leer, pero encontré las historias de cada uno de esos juegos tan trilladas, tan sosas, tan aburridas y predecibles que me fastidio de ellos después de terminarlos una vez, y en algunos casos antes de llegar a la mitad del camino.

Digo, tampoco quiero que se malinterprete y se piense en juegos sin ningún tipo de trasfondo, o en ir en contra de la increíble evolución de los videojuegos, los cuales ahora tocan la complejidad de una novela, una buena ópera, o la belleza de una pintura. Sólo me gustaría hacer hincapié en la poca participación que se le da al jugador hoy día, más parece la industria del cine, donde sólo se hace la basura que supuestamente vende, y no lo que de verdad vale la pena. No me tachen de intelecutaloide insoportable, sólo me preocupa el hecho de que la mayoría de nuevos jugadores (personas de entre 8 y 14 años) tienden a jugar sin la supervisión de un adulto, y en como esto de verdad afecta en ellos. Tengo un sobrino de 10 años que está obsesionado con el terrorismo por no haber tenido una orientación adecuada hacia el mismo antes de ponerse a jugar.

De todo esto no pongo en entredicho la capacidad de cada uno de nosotros (gamers promedio) de buscar y orientarnos sobre estos temas, pero no me gustaría toparme en un futuro con una estantería llena de juegos con la imagen de George Bush salvando al mundo del terrorismo, o Ronald Macdonald haciendo de meta en algún NFS. Quizás es hora de que exijamos ese espacio que nos corresponde en esta industria, en lugar de continuar como una muy pasiva masa de borreguitos que acepta el pasto que se nos da.


    el 20.08.07

 

Especiales