Otro creativo da ultimátum a las consolas de sobremesa

Las polémicas y las previsiones parecen haberse convertido en monedo corriente en el mundillo de los videojuegos. De hecho, ya no es sólo el verborrágico Pachter quien sale a hacer declaraciones al menos cuestionables. En esta oportunidad, quien se ha sumado al ruedo fue Richard Garriot, quien sin ningún tipo de tapujos sostuvo que las consolas de sobremesa están acabadas en el mundillo que nos reúne a diario. Para quienes no lo conozcan, vale aclarar que se trata de uno de los creadores de Ultima Online.

De acuerdo a la perspectiva del anglosajón el futuro que les espera a máquinas tales como Wii U, Xbox 720 y PlayStation 4 es bastante oscuro y poco prominente. Entrevistado por los colegas de Indsutry Gamers, Garriot indicó que es muy probable que exista una generación más de consolas, pero que según su criterio ellas ya se encuentran acabadas. Al momento de respaldar su postura, el creativo apuntó a las portátiles. En este sentido declaró que la potencia que están siendo capaces de experimentar las portátiles están modificando la manera de pensar de los gamers de acuerdo a las supuestas ventajas de las máquinas de sobremesa.

Igualmente, lo que cabe aclarar a esta altura es que únicamente una compañía del universo de los videojuegos ha salido a hablar de forma abierta acerca de su próxima consola. Hacemos alusión a la firma Nintendo y a su respectiva Wii U. En lo que respecta a Microsoft y Sony, ni una ni la otra han dado información concreta y oficial sobre las posibles sucesoras de Xbox 360 y PlayStation 3. En tanto, los especialistas también sostienen que los teléfonos móviles se están erigiendo en elementos que han pasado a modificar el planteamiento tradicional de las máquinas de sobremesa.

Más allá de eso, la realidad no hace otra cosa que marcar que incluso las consolas actuales siguen teniendo muy buena acogida por parte de los gamers. Para ejemplificarlo, no hace más falta que ir a Xbox 360. La máquina de Microsoft, en el transcurso de la semana pasada, tan sólo en los Estados Unidos logró vender nada más y nada menos que 960 mil consolas.


    el 30.11.11

 

Especiales