Molyneux admite su aburrimiento con los videojuegos actuales

No resulta absolutamente nada extraño escuchar a ciertas personas poco vinculadas al mundillo decir que los videojuegos las aburren. Ahora bien, sí llama la atención cuando una frase semejante la realiza uno de los ejecutivos más reconocidos dentro de la industria del entretenimiento. Justamente eso es lo que ha pasado con Peter Molyneux, diseñador y programador estrechamente vinculado a la firma Microsoft. En la última edición del magazín Xbox 360 World, el responsable de Dungeon Keeper expresó sin problemas que se aburre con la falta de innovación de los títulos contemporáneos.

En un segmento de la nota, el creador de Fable sostiene que le agradan y mucho tanto la innovación como las nuevas ideas. A la vez que aclara que intenta ser todo lo democrático posible diciendo eso, pero que ello no implica negar que se empieza a sentir algo aburrido con los videojuegos de la actualidad. En este sentido, admite que se siente atraído por el drama que los productos modernos traen consigo, aunque encuentra demasiada monotonía entre ellos. Siguiendo en esta sintonía agrega que en esencia todos los videojuegos le parecen lo mismo. Literalmente, comenta que al momento de echarle mano a un título de acción, el usuario se va a agachar, a disparar y a conducir y que todo ello comienza a asimilarse peligrosamente a Hollywood.

Igualmente, explica que no quiere decir que ya se haya alcanzado eso, pero que ciertamente va hacia esa dirección. Mientras que al momento de encontrarle alguna respuesta o alternativa a esa supuesta monotonía, el creativo británico dice que combinar las cosas con una jugabilidad emotiva y mezclarlo todo para que se pueda jugar y sentir la conexión con Kinect se ha transformado en una fórmula refrescante para él.

En otro orden, quien parece contar con una visión bastante distinta a la de Molyneux es Hideo Kojima. En una nota otorgada a Nintendo Power el nipón sostuvo que en un futuro medianamente cercano veremos cómo el término videojuego desaparece, al mismo tiempo que la industria siga creciendo y en esa evolución absorba tanto a al música como al cine. O sea, según la previsión del japonés, el ocio digital acabará comiéndose a negocios tales como el cine y la música. ¿No te parece mucho Kojima?


%title

    el 30.06.11

 

Especiales