007: Una de cal y otra de arena

A Diferencia de muchos personajes vistos en películas de acción y/o superhéroes, el espía más famoso del mundo, James Bond, ha protagonizado excelentes videojuegos, pero desafortunadamente también ha sido víctima de verdaderas bazofias, como así también de títulos genéricos y carentes de cualquier tipo de aspecto único u original. Esta semana se dio la particularidad de que dos juegos de la franquicia 007 han sido lanzados a la venta, y funcionan como un recorte perfecto del paso del agente británico con licencia para matar por el mundo de los videojuegos.

En primer lugar tenemos a GoldenEye 007, para Wii y DS. No se trata de un juego original sino de una remake de un juego llamado simplemente Goldeneye que saliera en 1997 para Nintendo 64 desarrollado por el estudio Rare. Aquel juego era destacable por muchas razones, principalmente por tener un modo multijugador soberbio para la época además de un excelente sistema de controles y estructura de niveles. Esta remake, desarrollada no por Rare sino por Activision, captura la escencia de aquel gran título (probablemente uno de los mejores FPS de la historia) y más allá de la evidente mejora gráfica, el juego cuenta con varios aspectos por demás destacables, como la posibilidad de jugar con muchos villanos clásicos de las películas de Bond y el sensacional modo para un jugador, aunque esta vez es Daniel Craig quien interpreta a 007 en lugar de Pierce Brosnan, quien protagonizara la película GoldenEye, film en el que se basó el juego. Si bien no es un producto original y novedoso se trata de una excelente reconversión de un gran título de años atrás y que ningún fan de Bond debería privarse de jugar.

Conjuntamente con GoldenEye 007, también salió a la venta James Bond 007 Blood Stone, para PC, Xbox 360 y PS3 (existe también una versión para DS pero no tiene absolutamente nada que ver con las otras mencionadas). Este título había generado una importante expectativa al ser Bizarre Creations, (creadores de juegos de carreras como Blur), la empresa que estuviera detrás del proyecto. Se trata de una nueva aventura de Bond en la que, como siempre, debe viajar por distintas ciudades del mundo para desbaratar el plan maléfico del villano de turno y ganarse el corazón de la chica Bond de turno, encarnada en este caso por la actriz y cantante británica Joss Stone, quien también canta el tema del juego.

Aunque la historia está razonablemente contada, Blood Stone no logra cautivarnos en ningún momento. Por un lado, el juego cuenta con una modalidad de acción en tercera persona, al estilo Gears of War, una genérica y repetitiva estructura de niveles. También nos termina aburriendo su otra modalidad, las escenas de conducción. Si bien esta parte del título presenta excelentes modelos de autos, como los Aston Martín que suele conducir el amigo Bond, estas escenas también tienden a repetirse y, eventualmente, a aburrirnos. Si me preguntan me quedaría con Goldeneye 007, Blood Stone no es un mal juego pero tampoco hace méritos como para que lo juguemos.


%title

    el 05.11.10

 

Especiales