Desde Microsoft intentan aclarar lo ocurrido con Milo

Lamentablemente, a la hora de promocionar determinados productos las diversas firmas del sector no miden parámetros y en ciertas ocasiones esa neta actitud comercial les juega en contra. De hecho, algo de esto le ha pasado nada más y nada menos que a Microsoft. En el transcurso de las últimas horas un ejecutivo de la compañía salió a declarar que Milo nunca había sido anunciado como un juego. Cabe recordar que Milo apareció por primera vez allá por el 2009, cuando en plena celebración del E3 se mostró una demo. En ella se reflejaban las virtudes técnicas que Kinect podía llegar a otorgarle a los usuarios. En su momento, gracias a la total interacción que se daba con el personaje que aparecía en pantalla, tanto gestual como por medio de la voz, dicha presentación causó conmoción.

Pues bien, con el paso del tiempo las cosas han ido cambiando. Para reflejarlo no hace más falta que ir a las palabras vertidas por un alto ejecutivo de Microsoft, Alex Kipman. En una entrevista dada a los colegas de GamesIndustry el directivo declaró que Milo nunca había sido anunciado como un juego. Igualmente, también ha reconocido que los conocimientos adquiridos durante la creación del mencionado producto les han servido para la realización de otros juegos, como Kinectanimals por ejemplo. Respecto de este último agregó que la idea primaria era inventar una especie de motor emocional, para que en él se pudiera combinar el comportamiento humano con el de un personaje imaginario, con el fin de crear entre ellos una relación. Justamente, y según sus propias palabras, eso es lo que se puede observar hoy en día en Kinectanimals.

En otro orden, también hizo referencia a la particular relación que mantiene con Peter Molyneux. De acuerdo a su postura, él es una de las personas más increíbles con las que ha tenido el privilegio y la suerte de colaborar. Para tratar de explicar de qué manera trabajaba con el diseñador, contó que una vez el programador le comentó que a ciertas historias les gustaría contarlas con las pinturas adecuadas. A lo que Kipman le respondió que contaba con una nueva selección de preguntas y le propuso que pintara con ellas. En esta charla, reveló, que Milo terminó siendo el sanbox que ayudó a ambos a definir de qué manera se debían realizar ciertos tipos de experiencias. Sí, una extraña metáfora que en verdad no deja nada en claro, más bien todo lo contrario. Lo único real es que en septiembre pasado se oficializó la cancelación del esperado Milo.


    el 05.11.10

 

Especiales