Majora’s Mask supuso un punto de inflexión para Nintendo

majoras-maskThe Legend of Zelda: Majora’s Mask es, probablemente, la entrega de la saga Zelda para consolas de sobremesa que menor relevancia ha tenido para los aficionados. Después del gran éxito de Zelda: Ocarina of Time, Nintendo 64 recibió un segundo capítulo de la franquicia que debía superar al anterior pero, aunque era un gran juego y estaba traducido al español (a diferencia de Ocarina of Time), se quedó un poco por debajo.

Aunque para los jugadores y para la prensa especializada el juego quedara en segundo plano, parece ser que para Nintendo fue muy importante. El director de la franquicia, Eiji Aonuma, y el presidente de Nintendo, Satoru Iwata, han hablado de la trascendencia de Majora’s Mask y lo han calificado como un punto de inflexión para Nintendo.

Los que jugaran en su día a este juego de Nintendo 64 y los que hayan decidido hacerse con él a través de la consola virtual de Wii sabrán que utilizaba un sistema bastante novedoso. Todo el juego transcurría en solo 72 horas (3 días), tiempo tras el cual, la Luna se estrellaría contra la Tierra. Esta fórmula, que según Aonuma fue obra de Miyamoto y Koizumi, introduce el concepto de un mundo compacto que se reproduce una y otra vez, y les mostró la esencia completa de un Zelda que podían crear en un año.

Iwata confirma que, en ese momento, tuvieron la visión de la jugabilidad compacta y profunda que debían tener los juegos del futuro. Y es por eso que el presidente de Nintendo cree que es posible denominar a The Legend of Zelda: Majora’s Mask como un punto de inflexión para la compañía japonesa.

Como hemos comentado anteriormente, Majora’s Mask se encuentra disponible en la consola virtual de Wii para su descarga. Así, por 1.000 punto, podréis disfrutar de este gran clásico de Nintendo 64 y evaluar, por vosotros mismo, su calidad.


%title

    el 05.12.09

 

Especiales