Análisis de NBA 2K10

El simulador deportivo NBA 2K10 de 2K Sports ha conseguido muy buenos resultados en un mercado que parece, desde hace algunos años, liderado de manera indiscutida por las ediciones periódicas de los títulos de Electronic Arts.

Año a año asistimos a una lucha, en los simuladores deportivos es mucho más visible, por cuestiones como: licencias, realismo, jugabilidad, variedad y fluidez, lo que siempre resulta beneficioso para el jugador, y la nueva entrega de NBA 2K10 es una muestra de ello. Sus versiones para PS3, Xbox 360, PC y Nintendo Wii gozan de varias características que le permiten disputar el podio de “mejor juego de básquet” del año.

En la portada de su nuevo título estará Kobe Bryant, titular de Los Angeles Lakers y 11 veces jugador del equipo de las estrellas y para escoger cual de las 4 variantes, la compañía ha montado una importante maniobra mediática con el director Spike Lee a la cabeza.

tn_americas_army_3_012

Pero el análisis de NBA 2K10 como videojuego también es sorpresivo. Primero que nada destaca un motor gráfico muy pulido, que supera por mucho a la versión anterior. 2K9 lograba transportarnos a la cancha, sudar con nuestro equipo y lograr jugadas espectaculares a poco de familiarizarnos con los controles.

En 2K10 esta mecánica se ha mejorado, haciéndose aún más intuitiva, pero variada. Y con una nueva batería de modos de juego se alarga la vida de un juego donde el realismo aparece tanto en los jugadores como en las animaciones y en las situaciones que viviremos en cada partido.

Los arreglos al modo en línea, que ahora permite jugar sin pausas ni conflictos con la puesta en línea, convierten a los modos multijugador en los favoritos, principalmente en PS3 y Xbox 360, habrá que ver como se maneja el título con los códigos de Amigo en WII.


%title



 

Especiales