Análisis de Harry Potter y el Misterio del Príncipe

Un nuevo año lectivo en la escuela para magos más famosa de todos los tiempos, Harry Potter y el Misterio del Príncipe es la sexta entrega en la historia del poderoso y joven hechicero, y el juego correspondiente llega como un lanzamiento multiplataformas de grandes proporciones por parte de Electronic Arts, así que los poseedores de una Nintendo Wii, DS, Xbox 360, PSP, PS2, PS3 o PC son aptos para disfrutar de la aventura.

Con un motor gráfico que mejora levemente lo visto en la quinta entrega, Harry Potter y el Misterio del Príncipe nos trae una nueva aventura de exploración en tercera persona, repleta de secretos y pasadizos por descubrir, en el mágico Castillo de Hogwarts.

Un sencillo tutorial a principio de la partida nos enseñará a mover a nuestro personaje, con el stick izquierdo manejamos sus movimientos y con el derecho los de la varita, y algunos hechizos básicos para comenzar nuestro recorrido.

s35263_wii_10

El esquema del juego es bastante lineal, impidiendo que nuestro actos influyan demasiado con el desarrollo argumental, y nos encontraremos en más de una ocasión yendo de un lugar a otro, combatiendo en duelos mágicos y visitando algunas áreas de la escuela simplemente para ver los escenarios, más que por un desafío planteado por el juego.

Técnicamente es un juego correcto, aunque la linealidad le juega en contra y termina apuntando a un público muy específico: fanáticos acérrimos y niños pequeños.

La historia presenta a los personajes ya entrados en la adolescencia, con el amo de la oscuridad Lord Voldemort volviendo al acecho y nuestro héroe, Harry Potter, y sus amigos, Hermione Granger y Ron Weasley, luchando contra sus propios miedos y descubriendo nuevos sentimientos.

Como fanático de Harry Potter debo decir que el título no me parece malo, pero sí que hay mucho material desaprovechado. El vasto mundo mágico de Harry Potter tiene una esencia mucho más compleja que lo que hemos visto en las adaptaciones a videojuego hasta hoy.


%title



 

Especiales