Análisis de Trauma Center New Blood para Wii

Un título que genera una tensión y una adrenalina, al menos para mí, increíbles. Estar frente a una sala de operaciones, y aprender sobre diversos aspectos del cuerpo humano para poder llevar adelante cirugías de extremo es un ambiente no apto para cualquiera. Como experiencia, Trauma Center New Blood es realmente algo único, pero como ya les comentaba, el desarrollo nos coloca bajo una gran tensión, como consecuencia del realismo de las imágenes y la información que se nos proporciona. En lo personal, me ha costado mucho avanzar sobre ciertos niveles sin ponerme nervioso, de una forma en la que ningún otro juego me había afectado antes. Si le temes a la sangre, Trauma Center New Blood desde ya que no debería estar en tu colección, pero si eres capaz de aguantarlo, o si incluso estás pensando en convertirte en médico el día de mañana, este título te dejará maravillado. No sólo destaca por su originalidad, Trauma Center New Blood plantea una jugabilidad sensible y que requiere mucha destreza de movimiento con los mandos de Wii. Lo único que se echa en falta, es una presentación más dinámica de cada nuevo escenario, dado que las conversaciones tienen cabida a partir de un sistema aburrido, simplemente con imágenes y voces detrás de las mismas.

Video de Trauma Center New Blood, sobre cómo jugarlo




 

Especiales