Análisis de Stormrise para PC, PS3, Xbox 360

Stormrise, un nuevo título para Play Station 3, Xbox 360 y PC que aborda el género de la estrategia en tiempo real con un sistema de controles adaptado a las limitaciones del pad, es la nueva apuesta del prestigioso estudio Creative Assembly (Roma: Total War).

Lo primero a tener en cuenta cuando nos acercamos a este título es lo extenso y detallado de la ambientación. Con entornos sólidos que responden de manera correcta al contexto; una guerra futurista entre los Sai y los Echelon que se desarrolla en una tierra post apocalíptica.

stormrise002Las escenas animadas narran las desventuras en una trama bastante simple, de guerra traición y búsqueda de una finalización al conflicto, pero las mecánicas de batalla, una banda de sonido bien cuidada y las cámaras que nos muestran la batalla desde distintos frentes transforman al título en una oferta interesante del género de la estrategia en consolas.

De todas maneras existen una serie de puntos flojos, como el de las tropas, que no ofrecen la variedad suficiente. Ofreciéndonos las típicas unidades de infantería, vehículos y unidades aéreas, pero sin demasiada inspiración, aquí se marca una gran diferencia entre las dos razas, ya que los diseños de los Sai tienen mayor inspiración.

El desarrollo de tecnologías es también un punto flojo, ya que no se han puesto muchas ramificaciones y la cuestión de avanzar en conocimientos y nuevas unidades y edificios termina siendo bastante automática.

La inteligencia artificial es uno de los elementos más trabajados, transformando la experiencia de Stormrise en un verdadero desafío donde los errores no se deben tomar a la ligera. La interesante propuesta de un control “individualizado” de las tropas le otorga una sensación de híbrido entre juego de acción y los conceptos clásicos de la estrategia, y la velocidad para cambiar entre los menús de un grupo y otro favorecen la inmersión en el juego, ya que hay que estar atentos y tener siempre presentes todas las ramificaciones de nuestro ejército para vencer en batalla.

Una propuesta interesante, con algunas fallas que demuestran que aún hay un largo camino por recorrer, pero con ideas muy frescas que le permiten destacar y aportar su grano de arena.


%title



 

Especiales