Video de Hitman: Blood Money

Hitman: Blood Money es la cuarta entrega de la saga Hitman y sigue respetando las pautas de un juego de acción e infiltración en tercera persona que hicieron popular a la saga, así como el agregado de algunas funciones nuevas.

Con versiones en computadoras personales, Play Station 2, Xbox y Xbox 360, Hitman: Blood Money vuelve a ponernos en control del Agente 47 mientras cumplimos una serie de misiones, casi siempre relacionadas con el asesinato de uno o más personajes.

Las penalizaciones por ser descubierto o hacer mucho ruido son tomadas más en serio y dificultan seriamente el cumplimiento de cada objetivo, para el cuál tenemos que tener el mayor cuidado posible a raíz de conseguir resultados favorables.

Los movimientos del Agente 47 también han sido mejorados, permitiendo escalar, mejoras en el combate sin armas, usar a otros personajes como escudos humanos, mejoras gráficas y algunos elementos para la mejora de armas y equipo.

Hitman: Blood Money ofrece una nueva experiencia jugable, gracias al nuevo motor gráfico y a ciertas consideraciones que modifican el gameplay, como la posibilidad de mejorar y las armas e ir escogiendo entre los mejores efectos destructivos que ellas puedan ocasionar, pero sin perder la esencia de exploración y asesinato sigiloso que hizo popular a la saga en computadoras a mediados de los noventa.

El sistema de “Notoriedad” y de “Sobornos” es una nueva implementación a partir de los niveles de dificultad medio y alto. La “notoriedad” del Agente 47 sube cuando somos vistos cometiendo un crimen, o nos graba alguna cámara o matamos inocentes y civiles. A mayor notoriedad, más sencillo será que nos identifiquen. Cuando el nivel es muy alto, podemos utilizar el sistema de Sobornos para reducir dicho grado y tener mayores posibilidades de completar la misión.

La historia involucra a una nueva camada de asesinos, Mark Parchezzi III y Daniel Morris, en una escalada de violencia y muerte en la que el Agente 47 deberá utilizar todas sus habilidades para no caer víctima de sus enemigos.



%title



 

Especiales