Nintendo y su política online

Nintendo es una empresa que apuesta a la familia, la experiencia multijugador y al entretenimiento grupal. Bajo ese prisma es innegable que la empresa se ha consolidado como toda una líder del entretenimiento casero en cuanto a diversión en grupo, pero lamentablemente el mantener ese perfil “jugar Nintendo es jugar algo seguro” la ha llevado a tomar decisiones a mi juicio erradas a la hora de vender su producto desde una perspectiva online. Ya vimos como muchos de los títulos existentes para Nintendo-DS que disponían de funciones online fueron, por decirlo de alguna forma, “castigados” al no incorporar ningún tipo de interacción entre usuarios resumiendo toda la experiencia online a jugar contra lo que sabemos es una persona, pero que a la larga se sigue sintiendo como una máquina.

Con las herramientas actuales de “control parental” (presentes no solo en Wii, sino también en Playstation3 y Xbox360), es bastante sencillo habilitar una opción que bloquee cierto tipo de comunicaciones o contenidos específicos en los juegos para que el padre preocupado y responsable pueda estar tranquilo respecto a un posible acoso a su hijo. Es así como con una simple configuración (no tan simple en PS3, hay que decirlo), lograremos que nuestra consola automáticamente impida que un juego que esté en cierto nivel de censura pueda ser jugado sin la autorización del tutor del niño. Entonces ¿Qué pasa Nintendo?

Hoy se ha anunciado que “Mario Kart Wii” NO incluirá una función de chat con teclado USB como se había especulado hace mucho (sobre todo para las sesiones y conversaciones pre/post carreras), dejando al título con el precario (aunque extremadamente seguro) sistema de mensajes predefinidos que el jugador “envía” mediante combinaciones de botones. Mismo sistema se utiliza en el pronto a lanzarse “Super Smash Bros Brawl” y aunque esto no disminuye en una céntima las expectativas que existen, sigue siendo una gran interrogante el porqué Nintendo no adapta sus juegos para crear mayor comunidad que la ya generada por el mero hecho de salir al mercado.

Cabe destacar a Microsoft y su Xbox360 en este tema porque quien posea y haya investigado un poco su consola, notará que prácticamente todas las funciones básicas de interacción online pueden ser controladas por los padres y tutores de los niños. Wii simplemente se remite a la catalogación de juegos que la ESRB hace del título, pero aun así es algo que se puede mejorar con una simple actualización de internet o mediante el mismo software.

Siempre he admirado a Nintendo y sus grandes logros en la industria del videojuego. Más aun si consideramos que ha creado grandes pautas para el entretenimiento mundial, pero en el tema online considero que aun le falta mucho, muchísimo por aprender. Esperemos que cuando la sucesora de Wii esté en el mercado, la frase “comunidad online” suene más fuerte en las mentes de Miyamoto, Iwata y compañía.


%title

    el 27.02.08

 

Especiales