EA Playground para Wii

El género más explotado en Wii es, sin lugar a dudas, el de los minijuegos. La razón de esto es simple: un título de estas características, bien desarrollado, muestra con facilidad las grandes ventajas interactivas de la consola, al mismo tiempo que enfoca su propuesta hacia la familia, el cual es el público objetivo de Nintendo. Casos como Wii Sports (con su elegante partida de tenis), Wario Ware Smooth Moves (que plantea divertidas historias y minijuegos variados que nos obligan a usar los mandos de Wii de todas las formas posibles), Cooking Mama (que nos muestra las delicias y dificultades de la cocina), Brain Training (que usa inteligentemente las capacidades de la consola para salir de la portátil DS, la cual significó su casa original) y el más reciente Mario y Sonic en los Juegos Olímpicos son algunos excelentes videojuegos que puedo mencionar, así como también puedo señalar fracasos como Mario Party 8 (formado por minijuegos ya conocidos de la serie, y mostrando una jugabilidad y un entorno visual de antaño) o Wii Play (una edición mucho más limitada y monótona que la de Wii Sports).

Frente a este amplio abanico de opciones dentro del terreno de los minijuegos, ¿qué lugar ocupa EA Playground? La propuesta de Electronics Arts sale muy bien parada ante cualquier comparativa, siendo una de las mejores ofertas en este ámbito. Los juegos que plantea Playground tienen un ambiente amigable y de gran detalle. Si bien puede tornarse repetitivo por momentos, a raíz de que, entre nuevos minijuegos que se habilitan a medida que avanzamos, otros se mantienen iguales pero en un escalón más alto de dificultad, EA Playgraund logra conservar la sorpresa por descubrir lo que espera en el siguiente patio de recreos.

El título comienza con la selección de nuestro personaje, y una vez que nos hemos identificado escuchamos la campana para salir y entrar a la acción en el patio escolar. Allí debemos enfrentar los primeros desafíos, y abriremos la puerta del próximo “Playground” (que significa terreno/patio de juego) a partir de ganarle a los jóvenes deportistas de la zona inicial. No obstante, a veces encontramos áreas con un tinte más desafiante, como el Estadio, aunque los minijuegos allí presentados no difieren en lo absoluto.

Es interesante destacar que la jugabilidad es tan simple que únicamente necesitamos el Wii Remote o WiiMoto, tanto para movernos en los escenarios (usando los botones direccionales) como para jugar.

En total hay 7 minijuegos, y es ahí donde recae la mayor crítica, debido a que no resultan suficientes. No obstante, cada uno está muy bien logrado:

– Dodgeball (quemados): éste es uno de los más divertidos, consistiendo en equipos de dos personas y en los que hay que golpear con la pelota a los rivales por debajo de la cintura. Seguramente lo jugaste.

– Carreras de autos en pistas inalámbricos: Aún recuerdo cuando compramos en mi familia una pista inalámbrica, armando cada segmento del circuito como un rompecabezas para luego poner los autos en posición de largada y apretar el gatillo para acelerar el motor. Eso mismo se expresa en Playground, en competencias de altas velocidad, con turbos (pulsando dos veces el A), y con la posibilidad de cambiar de carril para vencer a los corredores enemigos (esto se logra inclinando el Wii Remote hacia la izquierda o derecha).

– Carrera de aviones de papel: ¿Quién no diseñó alguna vez un F47 con una hoja de papel? Usando el WiiMoto hacia delante e inclinándolo hacia los costados le damos dirección a nuestra nave de papel, con el fin de evitar chocar contra los obstáculos y coleccionar los ítems que aparecen. Asimismo, destaca un turbo, como en el minijuego que les describí antes, el cual se acciona en este caso impulsando el mando de Wii hacia adelante. La sensación es espectacular.

– Kicks: Éste es una juego basado en el deporte rey, es decir, el fútbol. Es una mezcla entre volley y fútbol, siendo que tenemos un portero en cada extremo, pero a la vez una red que divide a ambos equipos mientras se lanzan la pelota buscando el gol.

– Pelota de Pared: Como en un partido de tenis, pero enfrentando a otra persona contra una pared. El que no alcanza a pegarle a la pelotita pierde un punto.

– Dardos: Un entretenido juego de estilo shoot´em up, en el que debemos apuntar y disparar a los enemigos e ítems que se nos cruzan, tratando de mantenernos con vida.

– Tetherball: Por último, encontramos un minijuego en el que ponemos a prueba nuestra precisión. La bola gira y nosotros tenemos que pegarle cada vez que pase alrededor nuestro, de tal forma de darle velocidad y hacer que nuestro adversario no sea capaz de hacer su jugada.

EA Playground es un título basado en minijuegos que, lejos de ser uno más del montón, ofrece muchísima diversión, teniendo en cuenta que, además, soporta partidas en multiplayer de hasta 4 jugadores. Y es que en última instancia, la verdadera emoción radica en desafiar a los amigos y familiares. Con diseños un tanto infantiles pero ciertamente amigables, EA Playground se ve tan bien como se juega, dando lugar a escenarios sencillos pero elegantes y a movimientos suaves. La limitada cantidad de minijuegos es por su puesto su talón de aquiles, pero a pesar de eso, su intento por seguir la fórmula de Wii Sports funciona.


    el 20.01.08

 

Especiales