La crítica odia a Resident Evil 6, pero el público ya ha sido embaucado

Resident Evil 6 era uno de los juegos más esperados del momento. Al fin, después de 3 años y medio desde el lanzamiento de la quinta parte, se pone a la venta, con la promesa por parte de Capcom de que satisfará tanto a los fans de la saga clásica como al público más general, o sea, los consumidores de Call of Duty.

Ahora que lleva unos cuantos días a la venta, podemos analizar como lo ha tratado la crítica, y como lo han tratado los consumidores. Y, la verdad, lo han hecho de una forma desigual, muy desigual.

La crítica le ha dado bien duro al juego, en especial a la versión de Xbox 360. Los sitios que recopilan reseñas de juegos, como Metacritic y GameRankings, han dejado claro que a los usuarios no les ha gustado demasiado Resident Evil 6: la versión de PS3 tiene una nota media de 77 sobre 100 en Metacritic, y de 79 sobre 100 en GameRankings. La de 360 es aun peor, teniendo, respectivamente, 66 y 68.

Muy pocas veces se ha visto un videojuego con un presupuesto tan alto y tanto tiempo de desarrollo con una nota tan baja. Cualquier título con una media menor a un 70 es, desde luego, un producto por el que no vale la pena gastarse 60 euros.

¿Está Capcom preocupada? Pues no mucho, porque a Capcom lo que le importan son las ventas y estas están siendo enormes. Se prevé que Resident Evil 6 sea el juego más vendido en la historia de la compañía. Hasta ahora, se han distribuido más de 4.5 millones de copias en todo el mundo, dado que las tiendas está recibiendo una demanda muy grande del juego. Capcom piensa que, para primavera de 2013, se habrán vendido más de 7 millones de unidades de Resident Evil 6.

¿Qué demostramos con esto? Que una buena campaña de márketing vale más que un juego bien hecho. Resident Evil ha estado en boca de todos durante los últimos meses, mucha gente está esperando que se estrene la quinta película, por algún extraño motivo, y Capcom no ha parado de mostrar gameplays, de dar novedades poco a poco, de crear polémica con aquel tema del robo por parte de unos polaco y de, en definitiva, asegurarse de que a nadie se le olvidara el lanzamiento de RE6.

Así, la empresa japonesa seguirá con sus prácticas habituales para sacar cuartos, creando montones de DLCs de pago, lanzando 15 versiones de cada Street Fighter sin apenas cambios, defenestrando a personajes clásicos como Megaman o Capitan Commando, y evaluando a sus IPs por las ventas que generan más que por su calidad (De ahí que Dragon’s Dogma tenga secuela y Asura’s Wrath no).


    el 05.10.12

 

Especiales