Personajes: Riku (Kingdom Hearts)

En Guía Manía volvemos a referirnos a los personajes principales de la saga Kingdom Hearts, aquella que combina acción en tiempo real, personajes de Disney y la excelencia gráfica de los títulos de Square Enix. Hoy nos referiremos a Riku, último integrante del trío original del universo KH.

Su historia comienza en las Islas del Destino, donde tiene una gran amistad con Sora. Juntos ven caer una figura misteriosa, que resulta ser Kairi, quién luego se transformaría en la tercer integrante de este formidable grupo de amigos.
1103213060_RikuCG

Riku siempre se caracterizo por sus deseos de volverse más fuerte y de explorar otros lugares, es por eso que crea una balsa y decide embarcarse con sus amigos en busca de nuevos mundos. Su obsesión nace cuando, investigando junto a Sora, encuentran una puerta misteriosa dentro de una caverna y mirá a través del agujero de la cerradura.

Por su culpa los Heartless invadirán la isla y la oscuridad se adueñará de su corazón, llevándolo a ser atrapado por ella cuando Sora lo encuentra. Allí pierde el derecho a portar la Keyblade (que originalmente le hubiera pertenecido), que cae en poder de su amigo.

Separado de Sora y Kairi en un mundo extraño, Riku será seducido por Maelficient y su mente se corromperá, llevándolo inclusive a pelear contra Sora. Siempre exacerbando sus sentimientos negativos, como la envidia y la ambición.

Convencido de que debe encontrar a Kairi, y de que Sora los ha traicionado, la oscuridad terminará consumiendo y transformando la apariencia de Riku, quién irá desarrollando nuevos poderes y habilidades a lo largo de la saga Kingdom Hearts.

De todas maneras, a medida que avanza la historia, el personaje de Riku irá descubriendo las verdaderas intenciones de Sora, además de conocer a personajes que lo ayudarán a reconciliarse consigo mismo, como el Rey Mickey.

Al final, como manera de redimirse, Riku inclusive recibirá golpes por Sora, en el enfrentamiento final contra Xemnas.

Un amigo fiel que tuvo un momento de oscuridad y debió recurrir a todas sus fuerzas para regresar al lado del bien. Clásico, pero efectivo.


%title



 

Especiales