Brutal Legend, Impresiones demo

brutal_legend11

El día 16 de este mes de Octubre es un gran día por dos cosas, la primera es que se lanza al mercado uno de los juegos que se convertirán en la insignia de PS3, Uncharted 2 y la segunda es la aparición en las estanterías de la hilarante aventura de de acción creada por Tim Schafer, Brutal Legend. Antes de hablar de la demo de Brutal Legend me gustaría mencionar un par de detalles acerca de Tim Schafer ya que es una importantísima persona en la industria. Se hizo famoso durante la época dorada de las aventuras gráficas de Lucas Arts y participó en auténticas leyendas como Maniac Mansion, Monkey Island 1 y 2, Day of the Tentacle (como director), Full Throtle, Grim Fandango y otros muchos. Vamos que es una persona de renombre.

Brutal Legend es una aventura de acción que nos cuenta la historia de Eddie Riggs un roadie de un grupo de Heavy Metal más que comercial. El ama el Heavy puro, el de antaño y el grupo para el que trabaja son simplemente un producto que no tiene nada que ver con la música de calidad (nótese la dura crítica con la que comienza el juego). Durante un concierto a Eddie se le cae el escenario encima al intentar salvar a uno de los integrantes del desastre, su sangre fluye hasta la hebilla de su cinturón e invoca el poder del Heavy Metal. Una demoníaca criatura aparece que lo teletransporta al tenebroso mundo del Heavy donde debe sobrevivir ante el ataque de miles de criaturas abominables.

Gráficamente es un juego normalito, no destaca en texturas, ni animaciones o iluminación. Brutal Legend apuesta por la cantidad de enemigos en pantalla y por un look de dibujo animado, no busca el realismo. A pesar de no ser impresionante gráficamente no podemos apreciar fallos significativos en este aspecto, el juego es una auténtica y divertida parodia, y tanto colores, animaciones esperpénticas y modelados responden perfectamente a ese fin.

A lo largo de nuestro paso por el infierno del Heavy debemos hacer frente a innumerables acólitos del mal, para ello contamos con la ayuda de un hacha que empuñaremos como auténticos expertos y nos servirá para desmembrar aquello que se ponga por delante. Contamos con nuestra guitarra que al tocarla lanzará rayos que fulminarán a nuestros enemigos. También nos ayudaremos de una compañera que nos seguirá en nuestra aventura y con la que podremos hacer combos conjuntos. El sistema de juego es divertido, gracioso y variado permitiéndonos hacer combos de distintas clases.

El tema del guión y el humor debemos tratarlo a parte. El protagonista siempre se reirá de todo incluso de sí mismo y al escuchar sus comentarios llenos de sarcasmo e ironía no podremos evitar soltar más de una carcajada. Sobre todo porque el encargado del doblaje inglés no es otro que Jack Black (School of Rock, The Pick of Destiny, Tenacious D etc). En este juego quizás incluso la jugabilidad toma un plano secundario siendo el de la diversión, los comentarios ingeniosos y la chispa del protagonista lo principal. Esa chispa es lo que precisamente lo convierte en un auténtico juegazo original, divertido y muy políticamente incorrecto.

El apartado sonoro es algo que también cabe destacar, como es lógico tendremos una vasta cantidad de canciones del más puro heavy metal y seguro que los que disfruten con este estilo conocerán a todos los artistas. Una banda sonora de lujo digna de cualquier entrega de Rock Band (cuyo atractivo principal es la música). Desde luego ha sido muy cuidado en este aspecto. En total cuenta con 108 canciones una cifra realmente increíble.

Habiendo jugado sólo a la demo ya se intuye que se tratará de uno de los imprescindibles de estas navidades. Su humor, su jugabilidad, su acción y su música cautivarán a muchos jugadores. Atención porque se acerca uno de los grandes.


    el 03.10.09

 

Especiales